Baby Botox, la toxina butolínica para millenials

No importa si eres más joven o de más edad, las arrugas en la frente o un pliegue profundo entre las cejas molesta.

Quizás pienses que la toxina botulínica (conocida popularmente como botox) es un tratamiento asociado a personas de mediana edad, sin embargo y debido a la creciente demanda de tratamientos preventivos para tratar las arrugas de la frente y entrecejo, se han desarrollado técnicas de aplicación que combaten los signos producidos cuando la gesticulación es más acentuada en estas áreas.

Algunas veces nos encontramos en nuestra clínica personas jóvenes que desean mejorar su aspecto pero al hablarles de toxina botulínica les asaltan ciertas dudas ante un posible resultado poco natural. Si te sientes idenficad@, ha llegado el BABY BOTOX, La Toxina Botulínica para Millenials con la técnica de aplicación del Doctor Ramón Bauta.

“Minimizar las arrugas suena genial, pero parecer inexpresivo y que la gente se dé cuenta de ello suena a tratamientos de otro siglo”

¿Qué diferencia existe entre la Toxina Botulínica y el Baby Botox?

Los años han pasado desde las primeras aplicaciones del popularmente conocido botox (toxina botulínica) y atrás quedaron los días donde la expresión se mostraba «congelada» eso sucedía cuando aún no había suficiente investigación sobre la toxina botulínica y la técnica de aplicación.

Los avances de esta práctica se han centrado en aportar a la expresión un aspecto natural con algo de “movimiento residual” eliminando o suavizando a su vez las líneas horizontales de la frente.

Con el denominado botox preventivo o “Baby Botox” tratamos los músculos faciales que se usan con más frecuencia para evitar la formación de la arruga, respetando una expresión dinámica y natural.

¿Existe una edad para comenzar a recibir sesiones de Toxina Botulínica?

No hay una edad exacta en la que se deba comenzar con un tratamiento de toxina botulínica, pero sí tenemos que informar que cuanto antes se traten los signos de envejecimiento, mejores serán los resultados.

Existen personas jóvenes cuyas facciones son muy expresivas siendo propensas a manifestar líneas de expresión incluso en reposo, motivo para considerar la aplicación de un neuromodulador preventivo (toxina botulínica). Cuanto más tarde comience a tratar la afección más difícil será lograr los resultados ideales.

No se trata de comenzar lo que no tienes, pero si comienzas a ver rastros de líneas de expresión entre los 20 y los 30 años, lo más acertado es comenzar a prevenir lo que está por llegar.

¿Se verá la expresión artificial si me hago tratamientos de Toxina Botulínica?

Olvídate de la expresión “congelada” estereotipada, siempre que te pongas en manos de un médico experto que sepa como aplicar técnicas exclusivas para pacientes jóvenes, los resultados serán sutiles y naturales, con movimiento en el rostro.

La técnica de aplicación de Baby Botox del Doctor Ramón Bauta aporta al paciente una expresión más descansada, cejas más definidas y una mirada más abierta y juvenil.

Si crees que una sesión de Toxina Botulínica es lo que tu rostro necesita en este momento o quieres seleccionar el tratamiento más adaptado para tu rostro, pide una cita, te ayudamos a tomar la mejor decisión adaptándonos a tu presupuesto.

Comments are closed.